FANDOM


Solo había silencio en el lugar. Una puerta se encontraba al fondo, mal iluminada por un única bombilla de emergencia, colorando todo el pasillo de rojo.

No había otra salida más que esa, entonces di un paso hacía adelante y caminé, mientras mi zapato se manchaba con la sangre de los cadáveres en el suelo y cada paso que daba provocaba que la sangre salpicara en mi pantalón. Avancé con cuidado, por si algún guardia quisiera dispararme, sabiendo en el lugar donde me encontraba.

A cada paso que avanzaba, el edificio se tornaba más retorcido. Sangre decorando las paredes, y cuerpos desmembrados como toque extra al escenario desolado que contemplaba. Todos los cadáveres tenían una "x", en el medio de su cuerpo, como si se tratase de un ritual. 

La instalación-14 estaba echa una mierda. Sentía una enorme satisfacción mientras seguía a la salida lentamente. Le habíamos dado una patada a la "dischosa" Fundación, sí señor.

Justo antes de llegar a la puerta, escuché a alguien gritarme. Di la vuelta, y vi un hombre robusto sosteniendo un arma. Otro estúpido guardia de seguridad.

-"¡Quieto hijo de puta!"

-"Hey amigo, tranquilo. ¿Que puede pasar?"

-"¿Que qué puede pasar? ¿Acaso eres idiota? ¡MUÉVETE Y TE MATO!"

-"¡Hey, tranquilo! Estoy quieto."

Aquel hombre patético sacó de su bolsillo un radio. Llamaba a cualquier refuerzo y su voz le temblaba. Gracioso.

-"Acércate lentamente, puto cabrón. Y un solo paso en falso y te reviento la cabeza con plomo."

-"Me temo que eso no será posible."

-"¡Harás lo que se me de la puta gana! ¡Y quítate esa jodida máscara, ahora!"

-"Vale, me acercaré, sin prisa."

-"Eso es, cabronazo. Y hazme caso con la puta másc-"

Fue cuando aquella mierda de aspecto monstruoso saltó sobre él. En cuanto me dejó de apuntar, salí corriendo a la salida, escuchando cómo el guardia estaba siendo despedazado, en sus gritos patéticos, terminando por ahogarse en una muerte lenta y sangrienta.

Cuando finalmente pude salir, saqué un cigarro de mi bolsillo. Lo prendí y me quité aquella máscara, mientras observaba el cielo y me tomé un tranquilo paseo. Ninguno de mis compañeros había llegado, todavía. Pero habían cumplido su parte, liberando ese "SCP". Quién sabe cuántas cosas tendríamos que hacer para ellos.

Pero, por ahora, puedo decir que he cumplido mi misión.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.