FANDOM


Entrevistado: Richard Wright

Entrevistador: Dr. Gears

Prólogo: Richard Wright se ha identificado como un sobreviviente de la pequeña comunidad cerca de la ubicación de recuperación inicial de SCP-882.

<Inicio del Registro de Audio, [13:04]>

Dr. Gears: Por favor, tome asiento. Diga su nombre para el registro, por favor.

Sr. Wright: Richard Logan Wright... aunque todos me llaman "Rich".

Dr. Gears: Excelente, gracias. Sr. Wright, ¿Recuerdas la fecha en la cual viste por primera vez al objeto en cuestión?

Sr. Wright: Dios, ¿Cuando fue...? No estoy realmente seguro, fue hace mucho... Allen lo encontró primero, su barco naufragó hasta él. Le dijo a los otros chicos sobre eso, y le dijeron que lo podrían vender como un trozo de chatarra. Todos pensábamos que era el pedazo de un avión o algún buque de carga.

Dr. Gears: ¿En que momento el dispositivo comenzó a funcionar?

Sr. Wright: Al día siguiente. La maldita cosa se quito de encima el oxído como un perro se quita las pulgas. Comenzó a girar lentamente, pero luego aceleró. En el momento en que lo vi, ya estaba funcionando. Jimmy trato de acercarse para ver que era lo que lo hacia funcionar, o por qué era tan silenciosa, pero se resbaló. Se hizo un feo corte en el ojo y se marchó de allí. Allen se veía un poco raro. Se mantenía preguntándonos si escuchábamos algo. La Sra. Parker pensó que una parte de esa cosa estaba hecha de oro, incluso trato de sacar parte de esa cosa con un tubo. Esa tubería se unió rápido, y le dio un buen golpe cuando un engranaje comenzó a girar. Después de eso, la gente mayoritariamente se mantuvo alejada.

Dr. Gears: ¿Hubo algunas otras incidencias de personas lesionadas o ruidos oyéndose?

Sr. Wright: No al principio. Esa era la cuestión, esa cosa estaba tan jodidamente silenciosa, que todo el mundo se olvido de ella por un tiempo. Allen mantenía a esa cosa en un antiguo almacén en el muelle, y en realidad nadie se paseaba mucho por allí.  Él comenzó a verse mal. Decía que no podía dormir, que seguía oyendo a esa cosa rechinar a lo lejos. El Padre Pat comenzó a venir, trató de hablar con él, y le dijo que se deshiciera de esa cosa. Él se fue por un par de días, entonces de repente ambos llegaron, felices como codornices (El Sujeto se calla, temblando levemente).

Dr. Gears: ¿...Sr. Wright?

Sr. Wright: (El Sujeto se frota la cara, y sacude su cabeza) Estoy bien, lo siento. Así que el Padre Pat y el viejo Allen se presentaron, frescos como lechugas. Diciendo que ya lo habían planeado todo. No estaba prestando mucha atención, toda esa cosa ya me había asustado. Había escuchado cosas que sonaban desde el almacén... chirriando y rechinando, muy despacio. De todas formas, dijeron una maldita cosa acerca de que venía de otro lugar... que Dios la hizo. Eso fue demasiado para mi, y me fui.

Dr. Gears: ¿Tu les creíste?

Sr. Wright: ¿Qué? ¿Qué la hizo Dios? No, no... No lo sé... Realmente no sabía que pensar. Esa maldita máquina se la pasaba dando vueltas por allí, sin energía, ¡Y comiendo metal también! ¿El tuvo con que golpeó a la Sra. Parker? Se convirtió en un tornillo gigante, el cual parecía que siempre hubiera estado allí. Más gente comenzó a interesarse y comenzaron a escuchar a Allen y al Padre Pat. Ellos le decían a todo el mundo que le trajeran metal a la cosa. Ellos decían que los engranajes eran la voz de Dios, los cuales se hacían más fuerte si la rechazábamos, y se ponían más suave si le traíamos ofrendas.

Dr. Gears: ¿Le llevaste metal también, o pasaste un tiempo prologando cerca del objeto?

Sr. Wright: (El Sujeto se mantiene en silencio por varios segundos) ¿...Que mierda importa eso? Se podía escuchar a esa cosa en toda el pueblo, ¡Llegó a hacer que la gente ni siquiera pudiese dormir! Chirriando, rechinando, gritando en horas de la noche… darle metal ayudaba. ¡Maldita sea, yo no quería, yo sabía que esa cosa no era Dios, yo nunca dije que lo era! ¡Todo el mundo se hacía pedazos a sí mismo para hacer que Allen y el Padre Pat estuvieran felices, yo solo quería dormir! ¡No hay nada de malo con dormir! (El Sujeto golpea la mesa con sus manos, está muy molesto y respira pesadamente).

Dr. Gears: Señor, debo pedirle que se calme. Estoy haciendole preguntas, no acusandolo. Por favor, vuelva a su asiento.

Sr. Wright: (Respira hondamente varias veces) Lo siento. Durante un par de semanas, todos alimentaron a esa maldita cosa. Así era... como eran las cosas. Estábamos bastante aislados, ¿Sabes? No es como si tuviéramos mucho. Solo hacías un par de viajes al almacén y le arrojabas cualquier metal que encontraras dentro. Siempre parecía haber gente allí, solo viéndola. Se abrió un agujero en el techo tiempo después. El Padre Pat comenzó a comportarse extraño, nos decía que no era suficiente. Creo que el ruido lo estaba volviendo loco. Dijo que necesitaba algo más significativo... (El Sujeto se calla).

Dr. Gears: ¿...Sr. Wright?

Sr. Wright: (Se calla por 48 segundos) Vine una noche, por que escuché gente gritando en el almacén. El Padre Pat estaba orandole a esa cosa, pero no sonaba como cualquier oración que halla escuchado antes. Las personas se acercaban a él, y se inclinaban. Gritaban, y luego se dirigían a la gran masa de metal. Yo... yo pensé que estaba dando la comunión... hasta que vi los alicates en su mano.

Dr. Gears: Disculpe, ¿Alicates?

Sr. Wright: Él le estaba sacando los rellenos a la gente. ¡Él se estaba sacando sus putos dientes y dándoselos a esa cosa! (El Sujeto grita, aparentemente muy molesto) ¡Él comenzó a gritar diciendo que no era suficiente! ¡Que necesitaba más, pero ya no había nada más, apenas había dejado metal en alguna parte! Luego señaló a Allen. Él dijo que Allen le estaba escondiendo metal a la gran máquina. Allen gritó diciendo que no tenía nada más. El Padre Pat dijo que Allen tenía una articulación metálica en la cadera. Todos se pusieron de pie a la vez. Oh, Dios, oh, Dios... lo agarraron, todos lo agarraron... él comenzó a gritar... (El Sujeto llora y grita) El seguía gritando y gritando, y a nadie le importaba... Vi a su brazo entrar, a todos sus dedos destruirse y a su brazo ser devorado... y entonces corrí. ¿Qué más podía hacer? Jesús, no los podía detener, eran demasiados, y esa cosa estaba gritando y gritando y Allen gritaba y el Padre Pat... (El Sujeto cae al suelo, sollozando y gritando).

Dr. Gears: Esta entrevista ha concluido. Gracias, Sr. Wright. Seguridad, por favor, lleven al Sr. Wright afuera.

<Fin del Registro>

Declaración de Cierre: El Sr. Wright intentó suicidarse poco después de la entrevista. El Sujeto está actualmente detenido, bajo vigilancia y en observación.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.