FANDOM


1YBBZ

Exterior de la tienda de SCP-100

Ítem #: SCP-100

Clase de Objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: SCP-100 debe tener seis (6) guardias patrullando el interior del cercado del perímetro, y dos (2) guardias dedicados a la vigilancia del interior y exterior de los dos almacenes y el edificio de viviendas, con las rotaciones que se produzcan cada tres (3) horas. Cualquier persona no autorizada que se encuentran dentro de SCP-100 debe ser detenido para ser interrogados, antes de la administración de amnésicos y liberación.

Tres (3) guardias deben permanecer dentro de la entrada principal de SCP-100, con rotaciones cada ocho (8) horas. La entrada principal de la tienda debe permanecer cerrada en todo momento, con las llaves proporcionadas al personal necesario. 'Propiedad privada' y signos 'Prohibido el paso' han de ser colocados en el frente de la tienda para disuadir a los controladores de parar en SCP-100.

Cualquier construcción que crea SCP-100-1 serán removidos de SCP-100 y fundido en la escoria, con excepción de SCP-100-2-A y SCP-100-2-B. En caso de que SCP-100-1 se vuelvan incooperativos, SCP-100-2-A y SCP-100-2-B deben ser removidos de SCP-100 hasta que SCP-100-1 vuelva a ser cooperativo de nuevo.

El mayor de los dos (2) almacenes dentro de SCP-100 se ha convertido en un centro de investigación básica. Todos los objetos creados por SCP-100-1, exceptuando SCP-100-2-A y SCP-100-2-B se pueden utilizar para fines de investigación. Las pruebas de SCP-100-1 en sí solo puede llevarse a cabo con el permiso por escrito de parte del jefe investigador.

Descripción: SCP-100 es un depósito de chatarra abandonado a ochenta (80) kilómetros de █████████, Carolina del Sur, conocido como "Chatarrería Jubileo del jamaiquino Joe". El depósito de chatarra cubre aproximadamente cinco mil (5.000) metros cuadrados de terreno vallado, que consta de dos almacenes, una tienda y un pequeño edificio de viviendas, así como las tierras abandonadas y las tierras utilizadas para el almacenamiento. SCP-100 tiene aproximadamente mil quinientos (1.500) vehículos, tanto compactados  y sin compactar, así como más o menos mil cuatrocientos (1.400) kilogramos de desechos por separado, que se estima en un valor de $ 5,000 (€ 3,870).

Efecto anómalo del SCP-100 se manifiesta a través de SCP-100-1 y sus construcciones, incluidos SCP-100-2-A y SCP-100-2-B. La autonomía se pierde cuando SCP-100-1 o uno de sus objetos cruzan el perímetro vallado de SCP-100, permaneciendo en este estado hasta la reintroducción.

SCP-100-1 es un humanoide sapiente y autónomo que esta compuesto mayoritariamente por tuberías de cobre, cables de cobre sin aislamiento, y latas de aluminio. SCP-100-1 carece de la capacidad para comunicars a través de la escritura u oralmente, sin embargo, posee la habilidad de comunicarse mediante el lenguaje de señas rudimentario. SCP-100-1 está muy interesado en las conversaciones no relacionadas con las ventas, y la información obtenida de las mismas ha sido limitada. SCP-100-1 parece poseer destreza en la artesanía, lo cual demuestra su capacidad para operar herramientas tales como soldadores, taladros, y sierras eléctricas, así como maquinaria pesada, como un compresor de vehículos, y carretillas elevadoras.

SCP-100-1 posee la habilidad de crear construcciones autónomas similares a si mismo, usando los materiales disponibles dentro de SCP-100. SCP-100-1 suele crear cuatro (4) animales específicos-iguanas, cocodrilos, tortugas, y flamencos-sin embargo, SCP-100-1 ha sido conocido también por construir otras especies, como animales domésticos. Para garantizar el cumplimientos de los Protocolos de Contención, a SCP-100-1 se le ha permitido tener dos (2) objetos, etiquetados como SCP-100-2-A y SCP-100-2-B.

Dtddh

SCP-100-2-A y SCP-100-2-B patrullando una cerca temporalmente en reparación

SCP-100-2-A y SCP-100-2-B son construcciones que se asemejan superficialmente a insectos, presumiblemente creados por SCP-100-1 y que han estado en SCP-100 desde su descubrimiento. Los nombres "Raymore" y "Beatrice" están soldados en las espaldas de SCP-100-2-A y SCP-100-2-B respectivamente. Parecen funcionar como compañeros, así como guardias de SCP-100, patrullando el perímetro de SCP-100 mientras no interactuan con SCP-100-1.

SCP-100-1 parece seguir un calendario ritualista, repitiendo las mismas acciones a diario.

  • Desde las 0800 hasta las 1500, SCP-100-1 entra por la puerta principal de SCP-100, posicionándose detrás del mostrador e intentando negociar con cualquier humano dentro de la tienda. Ocasionalmente, SCP-100-1 vuelve al patio prematuramente por razones desconocidas.
  • Desde las 1500 hasta las 1600, SCP-100-1 interactúa con SCP-100-2-A y SCP-100-2-B, comunicándose utilizando vagos gestos con las manos y los brazos. La interacción suele consistir en la preparación, reparación, y actividades semejantes a "Traer el palo" y las "Escondidas".
  • Desde las 1600 hasta las 2000, SCP-100-1 hace varias tareas, incluyendo un inventario de los materiales en SCP-100, la limpieza y mantenimiento de herramientas y maquinaria pesada, y la limpieza y mantenimiento exterior e interior de las estructuras presentes dentro de SCP-100.
  • Desde las 2000 hasta las 0000, SCP-100-1 realiza lo que se supone son actos de ocio, que van desde la creación de nuevas construcciones las cuales interactúan con SCP-100-2-A y SCP-100-2-B, hasta el patrullaje de SCP-100.
  • Desde las 0000 hasta las 0800, SCP-100-1 entra en el edificio residencial, donde permanece sentado detrás de un escritorio durante este tiempo.

En el caso de que un humano entre por la puerta principal de SCP-100 durante el intervalo de tiempo en el cual SCP-100-1 esta sentado detrás del mostrador, SCP-100-1 intentará negociar con él utilizando una variedad de gestos. La mayoría de los intentos de SCP-100-1 consisten en vender chatarra, figuras de su propia creación, o dar servicios de reparación. A pesar de la incapacidad de SCP-100-1 por leer, posee la capacidad de realizar operaciones matemáticas básicos, como lo ha demostrado con sus ventas.

Las ventas hechas por SCP-100-1 se hacen normalmente con un cierto grado de injusticia. SCP-100-1 ha sido visto usar intencionalmente escalas defectuosas, y contaminar la chatarra con metales más baratos, además de demostrar conocimiento sobre la zona de efecto dentro de SCP-100, ya que SCP-100-1 ha vendido construcciones repetidas veces, a pesar de que pierden su autonomía al salir de SCP-100. Los esfuerzos por confrontar a SCP-100-1 por esto han sido respondidos con estrés e indiferencia, resultando finalmente en SCP-100-1 apuntando a un cartel que dice "¡No se hacen devoluciones, mamá!".

SCP-100 fue descubierto el 11/09/76, tras los reportes de extrañas maquinas operando dentro del deposito de chatarra. Estos rumores fueron desacreditados como leyendas urbanas, y un Agente de La Fundación fue enviado a SCP-100 para actuar como el propietario del terreno hasta que la contención fue realizada. Una valla de madera fue construida alrededor del antiguo perímetro de SCP-100, ventanas de un sentido fueron instaladas en la parte delantera de la tienda, y una carretera que ahora esta cercana a la ciudad de █████████ redirecciona la mayor parte del tráfico civil.

Addendum 100-A: Los registros muestran que la propiedad tiene como dueño a "Joseph Duval", quien tiene una dirección de correo electrónico con el mismo nombre. Las empresas de servicios públicos locales informan que la facturación había dejado de ser pagada hace aproximadamente tres (3) meses antes del descubrimiento de SCP-100, quien estaba abandonado salvo por SCP-100-1, SCP-100-2-A, SCP-100-2-B, y varias figuras de aves y caninos presumiblemente hechos por SCP-100-1. La primera limpieza a fondo de las estructuras dentro de SCP-100 revelaron que la construcción residencial esta en su mayoría vacía, con el único vestigio de antiguos ocupantes siendo una nota encontrada pegada en la puerta de la tienda. (ver Documento 100-A).

Incidente 100-A: El 06/03/05, SCP-100-1 construyó a un humanoide autónomo de diez (10) centímetros de alto, el primero hecho por SCP-100-1. Un significado esfuerzo se le puso a esta construcción en comparación con las otras, teniendo un mayor detalle aplicado a la construcción, incluyendo características faciales y las letras "J.J." soldadas en la parte posterior de la construcción, constituida en mayor parte por acero inoxidable. SCP-100-1 colocó la construcción en el mostrador de la tienda durante el tiempo de este intervalo de tiempo, ambos usando gestos vagos para comunicarse entre sí. Tras la confiscación de esta construcción, SCP-100-1 se quedó sentado en el edificio residencial de SCP-100 por un total de diez (10) días.

Documento 100-A: Lo siguiente es una copia de la nota recuperada tras el descubrimiento de SCP-100.

SALÍ A ALMORZAR, POR FAVOR HABLEN CON EL ASISTENTE –J.J.

                                                                                « Créditos »


Autor: Desconocido

Traductor: AndryHF

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.