FANDOM


Ítem #: SCP-3379

Clase de Objeto: Euclid

Procedimientos Especiales de Contención: Todo el tráfico marítimo dentro de los 15 km de SCP-3379 debe ser cambiado de ruta. Dos botes deben patrullar el área circundante a SCP-3379. Las instancias SCP-3379-1 deben ser entregadas al Sitio de Investigación más cercano para su estudio.

Descripción: SCP-3379 es un portal rectangular a aproximadamente 8m bajo la superficie del oceáno ártico, que mide 10m por 15m y está rodeado por un marco de concreto. SCP-3379 se encuentra localizado 12 km al norte de la Isla de Bolshevik, Rusia.

Objetos, de aquí en adelante referidos como SCP-3379-1, esporádicamente emergen de SCP-3379 y flotan hasta la superficie. Ningún patrón ha sido encontrado hasta la fecha sobre el momento de las manifestaciones de SCP-3379-1.

Las instancias de SCP-3379-1 varían ampliamente en composición y apariencia. Aproximadamente el 70% de las instancias de SCP-3379-1 parecen ser los cadáveres de organismos vivos, en varios estados de preservación. Desde el 1/1/2018, más de 350 instancias han sido encontradas.

Instancia
Descripción
3379-1-03
Una morsa albina muerta (Odobenus rosmarus). No demuestra propiedades anómalas.
3379-1-11
Una masa de grasa y fragmentos de hueso. Las secuencias de ADN parecen ser de origen cetáceo pero no coinciden en su totalidad con ninguna especie conocida.
3379-1-41
Doce conjuntos de branquias envueltas en un paquete de polímero sintético. Las secuencias de ADN coinciden con las de SCP-924.
3379-1-62
Un frasco de vidrio grande que contiene aletas de tiburón suspendidas en gel salino.
3379-1-89
Un cuello de elasmosaurio de 16 metros de largo, altamente descompuesto.
3379-1-119
Un tarro que contiene un líquido no-identificado. La exposición a este líquido causa fuertes sentimientos nostálgicos. Los análisis químicos del líquido han revelado la presencia de cloruro de sodio, etanol, piperina, betaendorfina, y varicas docenas de compuestos orgánicos no-caracterizados.

Hasta la fecha, el borde SCP-3379 solo puede ser cruzado por seres conscientes. Las pruebas con peces equipados con cámaras no revelaron ninguna fuerza hostil al otro lado del borde; por ende, se aprobó una exploración preliminar.

Registro de Exploración 3379-1


Prólogo: D-11424 fue provisto de un traje de neopreno aislado, un cuchillo, una linterna, una cámara, y un suministro de 2 horas de aire, así como también de un dispositivo de comunicación de radio con el fin de transmitir a la Dra. Arceo, la coordinadora de exploración.

[INICIO DEL REGISTRO]

(D-11424 se encuentra a aproximadamente cuatro metros del despeñadero de SCP-3379).

Dra. Arceo: Todo se ve bien. ¿Estás listo?

D-11424: Bueno, debo decir que siempre quise ser buceador. Hagámoslo.

Dra. Arceo: Bien. Recuerda describir las cosas que veas apenas las encuentres.

D-11424: Entendido.

Dra. Arceo: Procede a través de SCP-3379.

D-11424: Valep, ya voy.

(D-11424 nada a través de SCP-3379 y desaparece de la vista externa. La cámara de D-11424 muestra un gran número de portales de concreto similares en apariencia a SCP-3379, distribuidas en un patrón de cuadrícula bidimensional. Los alrededores son indistinguibles, dada la poca iluminación, pero el suelo parece contiguo al suelo del océano. D-11424 no parece percatarse de esto, ya que mira hacia abajo mientras continua nadando).

Dra. Arceo: ¿Puedes oírme aún?

D-11424: Fuerte y claro, doctora.

Dra. Arceo: Describe tus alrededores.

D-11424: Eh. Aún siento que estoy en el agua, pero soy capaz de pararme en el suelo. Ya veo... whoa.

Dra. Arceo: Continúa.

D-11424: Hay un tipo de pared aquí. Hay miles de portales de concreto igualitos al que use hace poco que están todos alineados.

Dra. Arceo: ¿Algo más?

D-11424: No estoy seguro. Está muy oscuro aquí. Hay algo de luz ambiental viniendo de arriba, pero no es mucha. (Pausa). Mierda, algo se está moviendo por aquí. Voy a revisar el otro portal.

(Ningún movimiento es visible en la cámara).

Dra. Arceo: Bien.

(D-11424 nada a través del portal que se encuentra a la izquierda de SCP-3379).

Dra. Arceo: ¿Qué ves?

D-11424: Todavía está todo acuoso, pero más nublado. Creo que estoy en un río; puedo sentir una pequeña corriente.

Dra. Arceo: Asegúrate de permanecer cerca del portal.

D-11424: Si, por supuesto. Viejo, hay algunos peces por aquí, y no se parecen a ninguno de la wikipedia.

(Varios peces semmi-transparentes, de un tamaño similar al del salmón, nadan cerca, seguidos de una criatura con forma de serpiente grande que parece tener aproximadamente un metro de largo).

Dra. Arceo: Ten cuidado.

D-11424: Si. Pueden ser pirañas anómalas o algo así. (D-11424 ríe entre dientes). Espera, hay un gran banco de peces grandes viniendo hacia mi.

Dra. Arceo: Asegúrate d—

D-11424: ¡Mierda!

(Varios peces rojos grandes de cuatro ojos chocan contra D-11424, enviándolo río abajo a una distancia indeterminada antes de agarrarse a una roca para mantenerse quieto).

Dra. Arceo: ¿Está todo bien?

D-11424: Maldita sea, la corriente es más fuerte por aquí. Si estoy quieto ahora es solo gracias a esta roca.

Dra. Arceo: Mantente calmado. ¿Puedes ver el portal de donde viniste? ¿Puedes nadar de regreso?

D-11424: Eh... no. No y no.

Dra. Arceo: ¿Hay algún otro portal visible?

(D-11424 mira a sus alrededores hasta detenerse en la criatura con forma de serpiente que vio antes. Ningún portal es visible).

D-11424: Creo que voy a tener que regalarte otro no. Creo que puedo ver la superficie del agua. ¿Permiso para tratar de nadar a la orilla del río?

(Pausa).

Dra. Arceo: Permiso concedido.

D-11424: Bien, aquí vamos...

(D-11424 mira a su alrededor varias veces, incluyendo a la criatura similar a una serpiente que ahora parece tener varios peces en su boca, y luego se da un impulso desde la pared natural de roca. D-11424 hace varios ruidos de esfuerzo y es empujado corriente abajo antes de salir a la superficie y aferrarse a un risco en la pared de roca.)

D-11424: ¡Woo! ¿Viste eso? ¿Viste eso?

(D-11424 mira un río ancho, flanqueado en un lado por un gran abismo de rocas y en el otro lado teniendo un denso bosque).

Dra. Arceo: (Ríe entre dientes). Si, lo vi. Ahora, describe tus alrededo—

D-11424: ¡Oh oh oh!

(Varias criaturas similares a morsas son vistas observando la orilla del río. Poseen cabellos rubios estilo salmonete y chaquetas de cuero negras con varias decoraciones. Una gran red es arrastrada detrás de ellos, sujetada a sus cinturones por ganchos).

Dra. Arceo: ¡Y veo un portal!

(Detrás de las morsas puede verse otro poral con un claro camino que va desde la orilla del río).

Dra. Arceo: Informa tu situación.

D-11424: Morsas, orilla del río, portal. Creo que si puedo escalar allí, puedo salir. O, por supuesto, podría subir y caminar hasta donde creo que está bajo el agua y saltar hasta allí. ¿Qué dices?

Dra. Arceo: Continúa observando a las morsas.

D-11424: ¿En serio? Son morsas con pelucas. No le están haciendo nada a nadie.

(Las morsas lanzan la red en el agua).

D-11424: Solo están pescando. ¿Puedo regresar?

(La Dra. Arceo se calla, mientras escucha la conversación del resto del equipo de investigación).

D-11424: A la mierda, me voy.

Dra. Arceo: Por favor, espera nuestra orden.

D-11424: Soy un hombre interdimensional libre, ¡me voy!

(D-11424 comienza a escalar la muralla de roca. Asciende aproximadamente 5 metros antes de detenerse).

D-11424: Uf. Esto no es tan fácil como pensé. Quizá debería— ¡mierda!

(D-11424 se resbala y cae al agua).

Dra. Arceo: ¡11424!

(D-11424 es arrastrado agua abajo).

D-11424: Estoy bien, ¡estoy bien! ¡Solo me resbalé! Necesito encontrar otra roca— argh.

Dra. Arceo: ¿Qué fue eso?

(Un gran número de peces verdes iridiscentes que se asemejan al pez gato oscurecen la cámara).

D-11424: Estoy atrapado en algo, junto con estos peces.

Dra. Arceo: ¿Pued—

D-11424: ¡Es una red!

Dra. Arceo: Oh. Trata de cortarla con tu cuchillo.

D-11424: ¿Qué crees que hago? Y ahora nos estamos moviendo.

(La red que contiene a D-1144 y los peces emerge del agua).

Dra. Arceo: ¿Puedes ver algo? Los peces bloquean la visión de la cámara.

D-11424: So las morsas, que nos levantaron. Y son, eh, un poquito más grandes de cerca.

Dra. Arceo: ¿Qué tan grandes?

D-11424: No sé, ¿15 pies? Lo que se traduce como "aléjate" en la métrica.

Dra. Arceo: ¿Te han visto?

D-11424: No, afortudanamente.

Dra. Arceo: Bien.

D-11424: Ese cuero debe venir de unas vacas bien grandes.

(La red deja de moverse).

D-11424: Oh-oh.

Dra. Arceo: ¿Qué?

(Cuatro de las entidades morsas son ahora visibles, y están mirando a D-11424).

D-11424: Yo, eh, creo que me vieron.

Dra. Arceo: ¿Son hostiles?

D-11424: Hasta ahora, no.

(En este momento, dos de las entidades comienzan a vocalizar la una a la otra, y a hacer gestos hacia D-11424).

D-11424: Creo que están decidiendo qué hacer conmigo.

Dra. Arceo: Buen—

(Una entidad abre la red y levanta a D-11424, aparentemente desde su pierna).

D-11424: ¡Suéltame, bestia grasosa!

(Las mismas dos entidades conversan de nuevo).

D-11424: Bueno, no me han matado todavía.

(Una tercera entidad inspecciona a D-11424 y comienza a vocalizar enérgicamente y a hacer gestos a las otras entidades).

D-11424: ¿Debería comenzar a usar el cuchillo?

Dra. Arceo: Negativo.

D-11424: Me estoy mareando un poco así.

(Las entidades regresan a D-11424 a la red, la cierran con un nudo, y la suben a un vagón grande).

D-11424: Así está mejor.

Dra. Arceo: ¿A dónde te están llevando?

D-11424: Al portal cerca de la orilla del río, creo. (D-11424 suspira). Aquí es donde tengo que decir 'tenías razón', ¿eh?

Dra. Arceo: No tienes que hacerlo.

D-11424: Bien, te veo del otro lado. Espero que no me sacrifiquen o algo así.

(D-11424 es transportado a través del portal, y emerge en un entorno desértico. Se pueden ver varios pájaros no-identificados volando sobre su cabeza. El movimiento continúa sugiriendo que D-11424 está siendo transportado).

D-11424: Sé sincera. ¿Cuál es la probabilidad de que salga vivo de esta?

Dra. Arceo: (Pausa mientras que la Dra. Arceo consulta con el equipo de investigación sobre asesoramiento de moral). Pocas.

D-11424: Se ven como los matones de mi colegio. (Pausa). Huelen como a ellos también. Aunque debe ser por los peces. Voy a ser honesto, mi cuchillo parece de feria. Y la cuerda es muy gruesa. ¿Alguna idea?

Dra. Arceo: Ninguna por ahora.

D-11424: Parece que va a ser un largo viaje... ¡Oh! ¡Oye! ¡Ese portal luce mucho mejor!

(D-11424 gira la cámara hacia una abertura en el desierto a donde parece que las morsas se dirigen. El borde está hecho de piedra roja pulida y varios diseños ornamentos son visibles. El interior no puede verse por las morsas).

D-11424: Hmph, si. Si, me van a sacrificar. Ya te digo yo.

(El sonido de una gran multitud se vuelve audible a la vez que las morsas se aproximan).

D-11424: Oh, dios, ¿qué es ese hedor?

(Las morsas cruzan entre medio. El cielo es de color blanco opaco, y parece tener un límite sólido. No hay sol o estrellas visibles. La gente de la luz es desconocida).

D-11424: Dios, es como estar dentro del estómago de un pescado. Espera. ¿Cuándo perdí mi traje de buceo?

Dra. Arceo: Describe tus alrededores.

D-11424: Bien. Aún nos movemos. Nada raro además de un cielo falso y olores horribles. Hay otras, eh, nop. No son personas, creo. Son cosas caminando por todo el lugar. ¿Sabes qué? Olvida todo. Acabamos de pasar por delante de una multitud de Elvises.

Dra. Arceo: Disculpa, ¿puedes repetirlo?

D-11424: Ya me oíste. Elvises. Empujando un carrito con el esqueleto de un elefante dentro. Y... nos detuvimos.

Dra. Arceo: Correcto. La visión de tu cámara aún está oscurecida por los pescados, así que describe las cosas que veas apenas puedas.

D-11424: Vale. Hay un montón de portales con aspecto elegante, parecidos al que pasamos hace poco. De todas las formas y tamaños. Acabo de pasar al lado de uno del tamaño de un condominio, y tenía bordes dorados en todas sus partes. Hay algunos gigantes de seis patas caminando también.

Dra. Arceo: Describe el fondo. Mencionaste que hay cielo, ¿pero hay horizonte?

D-11424: No estoy seguro. Hay una muralla de portales, como la de antes, de la que parece que todos vienen. Parece un poco curvada; no puedo ver bien donde termina. Detrás de la muralla, es como si fuera infinito.

Dra. Arceo: ¿En qué dirección te están llevando?

D-11424: Estábamos yendo directamente lejos de la muralla, pero luego giramos a la derecha. Hay puestos y toldos en todas partes, y aún no puedo ver el horizonte.

(El vagón se detiene).

Dra. Arceo: Okay, nos detuvimos. Hora de ser desenvuelto.

(La red es vaciada en un expositor de madera, y D-11424 parece ser atado por las morsas y cubierto con una sábana).

Desconocido: ¡Salquipper! ¡Compadre! ¿Tienes lo de siempre?[1]

Desconocido: Oh se. ¡Mugspiel! Trae el cambio y el botín.

Mugspiel (presumiblemente): Aye, Eriksson.

(Más vocalizaciones de morsas).

Eriksson: ¿Tienes un qué? Claro, podríamos hacer un trueque, dependiendo de lo que tengas, claro.

(La sábana que cubre a D-11424 es sacada rápidamente. Las entidades que hablan con las morsas parecen ser humanos, vestidos con atuendos vikingos tradicionales y con pequeños amuletos brillantes que decoran sus cinturones, cascos y barbas).

Eriksson: ¡Whoa! Salquipper, eso no es pescado. ¿En serio no te das cuenta de que se parece a nosotros?

(Salquipper vocaliza suavemente)

Eriksson: Bueno, si, no tiene barba, pero — como sea. Oye. ¡Tú! ¿Puedes entenderme?

D-11424: ¿Yo?

Eriksson: (Ríe). Por supuesto que tú, ¿quién más'

D-11424: ¿Hablas español?

Eriksson: ¿Español? (Dirigiéndose a las morsas). Te daré, eh, seis flugfish por él.

(Salquipper descubre sus colmillos y vocaliza en voz alta).

Eriksson: Perdiste la cabeza. ¡Doce entonces!

(Salquipper asiente con la cabeza y sacude la mano del Vikingo con su aleta. Un segundo Vikingo, presumiblemente Mugspiel, levanta una gran caja de peces planos de color púrpura y la intercambia por una caja de peces verdes de Salquipper).

Eriksson: Un placer hacer negocios contigo. (Se gira hacia D-11424 y lo desata). Así que, jeje, amigo. ¿Cómo llegaste hasta aquí?

D-11424: Estaba, eh, explorando y me perdí.

Eriksson: Je. Estás muy lejos de casa, ¿no? Te llevaría devuelta a Lugwardia con nosotros, pero imagino que tus camaradas deben estar extrañándote. Si sabes de donde viniste, podemos guiarte devuelta.

D-11424: Bueno, ¿podrías llevarme al portal del que vinieron las morsas? Me dieron la vuelta al entrar, pero una vez esté en su mundo puedo volver a mi casa.

Eriksson: Claro. Pinderlump, adelántate y llévate el... staggfish para comerciar con el Ukthani. Escoltaré a nuestro compañero hacia las puertas. (Varias de las decoraciones en su barba brillan temporalmente).

D-11424: De verdad te lo agradezco mucho.

Eriksson: Si, si, ahora sé útil y sostiene estas bolsas.

D-11424: Okey.

(Eriksson y D-11424 continúan caminando por alrededor de 10 minutos).

D-11424: No recuerdo haber venido por aquí.

Eriksson: Es un atajo, amigo. Créeme.

D-11424: Bueno.

(Eriksson se detiene en un gran puesto, cubierto por una alfombra roja adornada).

Eriksson: Necesito hacer una pequeña parada. Para darte algo para el camino.

D-11424: Genial. En realidad no tienes por qué hacerlo, es decir —

Eriksson: ¡Insisto! ¡En mi honor! Ahora, quédate quieto aquí. Será una sorpresa.

D-11424: ¡Bien! (D-11424 mira a su alrededor).

(Un choque es oído, seguido de los gritos de Eriksson y una voz no-identificada. El puesto colapsa).

D-11424: Espera, que —

(Varios tentáculos se extienden desde debajo del puesto, retorciéndose salvajemente. En lugar de ventosas, los tentáculos poseen manos de cuatro dedos. Dos de estos tentáculos intentan agarrar a D-11424 y Eriksson, el último de los cuales lo evade con éxito).

D-11424: ¡Oh, vamos!

Voz No-Identificada: (Ininteligible). ¡Ladrones! (Ininteligible).

D-11424: ¡Eriksson! ¡Bastardo!

(Eriksson silva, y varias decoraciones en su barba comienza a brillar. Una barrera azul brillante que se asemeja a una partitura musical se forma entre él y la masa de tentáculos. El vagón con sus compañeros regresa y Eriksson salta a bordo con las pertenencias robadas.)

D-11424: ¡A la mierda! (D-11424 muerde varios de los dedos del tentáculo, causando que lo libere).

Voz No-Identificada: ¡La regla!

D-11424: ¡Me voy de aquí! Dr. Arceo, ¿por dónde?

Dra. Arceo: (Estática) No estoy segura, pero solo aléjate de allí mientras trabajamos en eso.

(D-11424 comienza a correr).

D-11424: Yay, estática. Esa siempre es una buena señal. Si es que puedes oírme, creo que no hay moros en la costa. La cosa con tentáculos está persiguiendo a los Vikingos. Ahora tengo que ver como salir de aquí.

(D-11424 deambula por unos minutos antes de detenerse abruptamente en frente de una pirámide compuesta de corazones latentes y apilados, todos cantando en armonía).

D-11424: Okey, si, recuerdo haber oído esto en mi camino. Creo que voy por la dirección correcta.

(Conmoción puede ser oído. D-11424 comienza a correr de nuevo).

D-11424: Okey, quizá no esté tan lejos de casa ahora. ¿A dónd— ¡augh!

(Una entidad hecha de músculos cardiovasculares se acerca a D-11424 y comienza a "vocalizar" a través de bombeos a intervalos irregulares que empujan aire a través de unos tubos encima de su "cabeza").

D-11424: ¡Okey, olvídalo! ¡Olvídalo! ¡Me voy! Eso no fue divertido, y —

(D-11424 se aproxima a un agujero con una pequeña valla alrededor. Algo brillante, mojado, y varios tonos de púrpura son brevemente visibles desde el precipicio. D-11424 traga saliva).

D-11424: Oh, oye, Arceo, buenas noticias. Encontré la fuente del olor.

(D-11424 rodea una esquina y se encuentra con una gran cabeza canina podrida. Dentro hay un pequeño grupo de navajas de bolsillo grandes con seis extremidades hechas de cuchillos de mariposa y alas compuestas de diferentes tipos de cuchillos. Todas las criaturas cuchillo están acurrucadas alrededor de un charco de cieno blanco que contiene pequeñas tiras de carne rosada. Detrás de la piscina hay un escritorio, en el cual se encuentra un perro humanoide que parece conversar con los cuchillos).

D-11424: Okey. Genial.

(D-11424 desciende por una escalera en espiral y se encuentra con una gran sala roja abierta dentro de la cual se puede oír mucho alboroto e innumerables entidades son visibles).

D-11424: Arceo, tengo que admitir algo que no admití antes. Estaba equivocado. Este definitivamente no es el camino por donde vine.

Dra. Arceo: (Estática).

D-11424: Mm, si. Buena charla. Estoy perdido.

Dra. Arceo: (Estática).

D-11424: Fantástico. Bueno, ya que la gente aquí parece que sabe español por alguna razón, supongo que voy a... eh...

(Varias entidades humanoides pálidas y sin boca, con apéndices en forma de ruedas en lugar de piernas, miran a D-11424 mientras se le aproximan por las escalera).

D-11424: ¿Qué? ¿Qué les pasa, asalta calles? ¿Les parezco gracioso?

(Rodean a D-11424).

D-11424: Porque si les soy sincero, chicos, ustedes se ven muy graciosos para mi.

(Una de las entidades apunta sobre D-11424).

D-11424: ¿Hmm?

(D-11424 mira arriba y ve un gran tubo por sobre él, con varios diseños de triángulos a un lado. Mirando debajo suyo, D-11424 observa una gran X amarilla).

D-11424: Vaya.

(D-11424 es abruptamente lanzado hacia arriba por el tubo por alguna forma de succión y enviado a través de una serie de tubos. Tras sufrir varias lesiones, D-11424 es expulsado en algo suave. La estática en este punto es muy prominente, y la habitación demasiado oscura, para que se forme una imagen clara. Se pueden escuchar cantos y aullidos).

D-11424: No solo mi tobillo está definitivamente roto, aparte de mis costillas probablemente, sino que también estoy encima de un montón de pájaros. (Pausa). Actualizo. Después de pasar mi mano por la cosa, me doy cuenta de que son pájaros fusionados. Maravilloso. Hicieron mi aterrizaje más suave, al menos, lo cuál es genial.

(Pausa.)

D-11424: Oh, wow, ha pasado como un minuto sin que sucediera nada. Eso es nuevo. Calmante. Hasta confortante.

(Pausa.)

D-11424: Okey. Me llevó algo de tiempo, pero finalmente encontré un buen lugar. Un buen lugar para morir. Sacrificado al dios pájaro o algo así. Son bastante ruidosos. ¡Ow! ¡No me estés picoteando, puto!

(D-11424 no habló por seis minutos, e intermitentemente se le pudo oír tararear música. Repentinamente, todo el sonido de las aveces se detiene).

D-11424: Definitivamente esa no es buena señal.

(El área se ilumina. D-11424 mira hacia arriba y ve a una gran puerta abrirse sobre él. Una gran masa amorfa, visiblemente similar a una tela blanca con manchas rojas, llega desde la abertura).

D-11424: (Suspira) Como sea.

(La masa engulle a D-11424. El vídeo se detiene por 1 minuto).

D-11424: — quién sea. No sé si pueden oír o ver esto. Por que yo tampoco veo nada, más que oscuridad y... cosas.

(Aparece una entidad con forma de guinda cambiando su forma irregularmente).

D-11424: Oh, yay. Saltémonos todo el trámite y déjame darte directamente mi sangre para el dios de tu culto. ¿Qué mierda eres?

(La forma se extiende y rodea a D-11424 con varios apéndices similares a telas. Uno de los apéndices tiene una mano en su extremo, sosteniendo un cuchillo).

D-11424: Mierda, ¡ayuda!

(Los apéndices engullen completamente a D-11424. La entidad emite un ruido sordo fuerte y bajo. D-11424 grita intermitentemente por alrededor de 4 minutos).

D-11424: ¡Me está cortando!

(48 segundos de estática).

D-11424: — oír esa voz. Estoy, eh, ¿honrado? No estoy seguro de lo que tengo que quieras —

(23 segundos de estática).

D-11424: — huh.

(El vídeo vuelve a funcionar y puede verse a la entidad de tela sacudiendo la mano de D-11424 en lo que parece ser un vertedero de basura. Se escuchan varios ruidos mientras D-11424 desciende, antes de emerger en un eje vertical cuadrado iluminado naturalmente, que se extiende por una distancia indeterminada. Portales de concreto de la línea anterior a las cuatro paredes del pozo, de donde se ven caer montones de diferentes carnes).

D-11424: Dónde....

(D-11424 cae en una gran masa de agua. Tras un minuto de flotar en su lugar, D-11424 es empujado hacia abajo y hacia el portal original de SCP-3379. A mitad de camino, D-11424 comienza a recuperar el conocimiento y resistirse a ser tirado. Sus movimientos revelan que la tracción se origina en varios zarcillos, similares a los encontrados originalmente. D-11424 es expulsado a través de SCP-3379 y logra nadar hacia la superficie).

D-11424: S...sobreviví.

[FIN DEL REGISTRO]

D-11424 fue recuperado por el Equipo de Investigación actual de SCP-3379 y llevado a la enfermería. Se encontró que a D-11424 le faltaba un riñón, dos dedos, su equipo de buceo, y no fue capaz de recordar nada a partir de su 6° cumpleaños hasta su 8° cumpleaños. D-11424 informó que la experiencia fue "traumática pero divertida en general".

Notas al Pie:

  1. Lo que los oyentes perciben como español es en realidad, descubierto tras el estudio del audio, una serie de vocalizaciones no relacionadas que parecen asemejarse más a los movimientos de la boca hechos por las entidades asociadas. A pesar de la naturaleza afecta-mentes de esto, las pruebas no han revelado efectos negativos a la exposición.
                                                                                « Créditos »


Autor: Weryllium y DarkStuff

Traductor: Dc. Yerko

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.